¿Os apetece hacer un sorbete de limón casero? Probablemente tengas alguna inquietud a la hora de pedir sorbetes y helados en la calle por el riesgo de intoxicación o contaminación cruzada de gluten. Pero…¡Qué calor hace ya! Atentos a esta receta tan fácil porque os explicamos cómo hacer un sorbete de limón sin alcohol, más fresquito y veraniego para ir más allá de la clásica limonada. ¡Perfecto para acompañar con algún dulcetito Panceliac con amigos!

Un clásico del verano. 

Textura maravillosa, espumosa, granizada, con un sabor a limón muy rico y totalmente veraniego. Y es que el sorbete gusta a todo el mundo y apetece a cualquier hora. 

El sorbete no es nada difícil ni laborioso de preparar, solo hay que tener tiempo porque tenemos que ir removiendo la mezcla, sacándola y metiéndola en el congelador cada 30 minutos durante 2 horas pero poco más.

 Y lo mejor de este sorbete con limón es que tanto nos vale como receta veraniega fresquita o como un imprescindible en las recetas navideñas, donde también es muy típico.

Receta de Albóndigas en salsa tradicional sin gluten y facilísimas

Ingredientes

 

  • 250 ml agua.
  • 250 g azúcar.
  • 250 ml zumo de limón.
  • 150 ml agua mineral con gas.
  • Hojas de menta

Preparación

 

  • Primero prepararemos un jarabe, para ello, ponemos en una cacerola o cazo y a fuego bajo, los 250 ml de agua y los 250 gr de azúcar.
  • Movemos bien y lo hacemos hervir durante 5 minutos.
  • Apartamos del fuego y dejamos enfriar.
  •  Mientras, decapitamos los limones y, con una cuchara, los vamos vaciando con cuidado de no estropear las cáscaras.Este paso se hace si vais a servir el sorbete en ella, si preferís ponerlo en una copa, cortáis un par de tiras para adornar y el resto o bien a la basura o al congelador para usarlas como ralladura para bizcocho.
  •  Ponemos la pulpa en un colador o un chino y vamos exprimiendo todo el zumo.
  • Acto seguido lo colamos y lo mezclamos con el jarabe, que ya está frío, y con los 150 ml de agua con gas.
  •  Cortamos las hojas de menta bien pequeñas y las añadimos.
  •  Ponemos la mezcla en el congelador. Una vez esté hecho, llenamos los limones con el sorbete y los adornamos con unas tiras finas de piel de limón y de hojas de menta.

Y para alguna ocasión especial…Sorbete de limón con cava. 

Debes saber que todo lo que son bebidas espumosas como el cava, el champagne, la sidra espumosa, también son bebidas aptas para celíacos. Sin embargo, la malta y las bebidas malteadas llevan gluten siempre.

Para aquellos que les guste un toquecillo más fuerte, este sorbete de limón al cava es perfecto. Con él puedes finalizar las comidas copiosas con frescor y ningún dolor de estómago. ¡Super digestivo! En casa, además de tomarlo como postre, en ocasiones lo servimos después de los entrantes para “limpiar” de sabores el paladar y poder así degustar el plato principal.

Para su preparación necesitaremos un litro de helado de sorbete de limón, 750 ml de cava, 200 ml de nata líquida y azúcar al gusto. ¿Cómo empezamos? Colocamos en la batidora de vaso el helado todavía congelado, el cava muy frío, la nata líquida y opcionalmente el azúcar. Trituramos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.  Servimos inmediatamente en copas.

¿Os quedasteis con la copla Panceliacos? ¡Y todavía hay más! Por supuesto, puedes adaptar este sorbete a distintos sabores variando el sabor del helado: de naranja, mandarina, etc. ¡Feliz día chicos! No dejéis de mandarnos vuestras recetas y sugerencias. 

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?