Recuperarse tras una contaminación de gluten es un proceso que todo celíaco debe aprender y estar alerta de los síntomas para prevenir posibles contagios. Para cada celíaco la contaminación se produce de forma diferente dependiendo de los síntomas y las enfermedades asociadas a la enfermedad celíaca. 

Panceliac te enseña en este artículo los elementos y conocimientos básicos que necesitas saber para prevenir y recuperarse tras una contaminación por esta proteína. 

¡Ten en cuenta que hay celíacos asintomáticos! Este perfil no sufre síntomas externos pero sí internos. Por ello es primordial llevar una dieta sin gluten de por vida fuera y dentro de casa. 

Síntomas tras una contaminación de gluten.

Como hemos adelantado, tras una contaminación por gluten, los síntomas son diferentes en cada celíaco. Pueden acarrear problemas digestivos, extradigestivos o incluso inexistentes en el caso de tratarse de un paciente asintomático.

Lo primero es localizar lo que ha provocado tal contaminación por gluten, si es a causa de una contaminación cruzada, de una ingesta de un producto procesado desconocido etc. Dependiendo de la edad del paciente, los síntomas se presentan de menor a mayor grado. 

La población adulta sufre los síntomas más comunes como son vómitos, distensión abdominal, diarrea, dolor de cabeza, cansancio, inestabilidad, etc.

Si pudiéramos enumerar otros indicios de contaminación por gluten en adultos menos frecuentes serían: 

    • Dermatitis herpetiforme:  enfermedad autoinmune que se manifiesta con lesiones cutáneas simétricas que provocan mucho picor. 
    • Síntomas ginecológicos: abortos de repetición asociados a la celiaquía, infertilidad, reglas irregulares, aparición temprana de la menopausia, etc.
    • Trastornos neurológicos como el Neurogluten: el Neurogluten implica que el gluten inflama y produce lesión dando lugar a distintas enfermedades neurológicas. La ataxia es la enfermedad neurológica por gluten más conocida. Se trata de una afectación localizada a nivel de la parte central del cerebelo, donde se coordina el movimiento, así que provoca problemas de equilibrio, caídas y tropiezos.
    • Problemas en huesos y articulaciones como la osteoporosis.
    • Otras muchas enfermedades autoinmunes como la diabetes Tipo I, la hepatitis autoinmune, el hipotiroidismo de Hashimoto etc. 

 

¿Cuáles son los mejores aliados para superar la contaminación?

Las dos claves fundamentales para superar la contaminación por gluten son una buena hidratación y llevar una dieta blanda o profesionalmente llamada dieta de protección gástrica.

El agua es el mejor aliado para eliminar todas las toxinas derivadas de la contaminación por la proteína del gluten además evitará la deshidratación.  Las causas más frecuentes de deshidratación son la diarrea y los vómitos intensos. Podemos hidratarnos a base de agua con limón e infusiones estomacales como la manzanilla o la menta.

En cuanto al régimen alimenticio, los profesionales prescriben una dieta blanda que contenga vegetales cocidos no flatulentos, cereales refinados, carnes blancas y pescados blancos, etc. Todo ello con cocciones suaves. Es una dieta muy efectiva acompañada de grandes ingestas de agua y evitando alimentos grasos, ácidos o muy condimentados. Realiza varios días de dieta blanda hasta que los síntomas desaparezcan y puedas retomar tu régimen alimenticio habitual sin gluten. 

intoxicación por gluten, intolerancia gluten, celiaco síntomas, síntomas celiaquía.

Cómo recuperarse tras una contaminación cruzada de gluten.

Los celíacos deben ser conscientes del fenómeno “contaminación cruzada”. Existe la posibilidad de que alimentos libres de gluten puedan, en algún momento, mezclarse con otros que contengan esta proteína. Cuando ocurre esto, los alimentos dejan de ser aptos para personas celiacas.

Evitar la contaminación cruzada requiere una educación rigurosa en la limpieza de utensilios, elaboración de comidas o hábitos fuera del hogar. En Panceliac te enseñamos varias reglas básicas para que evites pasar unos días con tu intestino o estómago irritado. 

  • Utiliza accesorios de cocina no porosos:  como cucharas, palas o tablas de cortar de silicona. Así podrás limpiarlos con facilidad evitando dejar restos de gluten. 
  • Los productos sin gluten en alto: si has entrado alguna vez en alguna cocina de una pizzería te habrás dado cuenta que las pizzas sin gluten se hornean en un horno superior al de las pizzas normales. así si caen migas lo harán sobre las pizzas con gluten y no existirá mayor riesgo.
  • Tapa la comida cuando la cocines: cuando utilices el microondas o la sartén recuerda tapar la comida, así evitarás posibles contaminaciones.
  • Horno 100% limpio: limpia tu horno en profundidad antes de introducir tu elaboración y evita utilizar programas con aire o ventilador.
intoxicación por gluten, intolerancia gluten, celiaco síntomas, síntomas celiaquía.

¡Recuerda que si hay migas, hay contaminación cruzada! Sé prudente y responsable con la elaboración de comidas libres de gluten. Recurre a productos profesionales y certificados como los productos Panceliac y despreocúpate de la celiaquía. 

¡En Panceliac, tus productos favoritos y más ricos pero sin gluten!

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?