Ser celíaco no es fácil. Por ello, Panceliac siempre ha querido hacerte la vida un poco más amena con sus productos tan dulces y caprichos sin gluten.  Durante el día hacemos por lo menos tres paradas para comer, momento que puede convertirse en un verdadero hándicap para aquellos que padecen la enfermedad celíaca. Si eres celíaco, tus vacaciones también lo son. Aquí te dejamos algunos truquillos que nos han brindado la experiencia para que disfrutes tu verano sin complicaciones.

Infórmate bien de todas las opciones sin gluten en tu destino.

¿Has decidido ya dónde viajar en vacaciones? Para ello podrás consultar webs de asociaciones locales, ponerte en contacto con ellos o meterte en grupos de Facebook de viajeros celíacos. Suelen poner en común muchos datos sobre cada país al que viajan. Después de recopilar la información, podrás elaborar una guía o mapa con los nombres y direcciones de restaurantes y establecimientos. Así que…¡Ahórrate disgustos innecesarios! Internet nos puede sacar de más de un aprieto culinario. 

Receta de Albóndigas en salsa tradicional sin gluten y facilísimas

¡Busca un punto Panceliac y obtén suministros!

La experiencia y el esfuerzo invertidos durante tantos años de duro trabajo, han permitido a Horno Virgen de los Reyes convertirse bajo su marca comercial Panceliac, en todo un referente a nivel nacional en lo que concierne a la fabricación de productos sin gluten.

En Panceliac, la calidad y seguridad alimentaria han de estar completamente garantizadas, ofreciendo alimentos 100% sin gluten, elaborados con la mejor selección de materias primas y llevando a cabo estrictos controles en cada uno de nuestros procesos productivos.

Que no falte un gran bolso con provisiones.

Es imprescindible llevar algunas provisiones de comida en tu maleta o macuto, así como tus propios utensilios para cocinar en el apartamento o albergue, si la cosa está complicada. Pueden serte útiles las bolsas de plástico herméticas para guardar tu comida o las que sirven para tostar el pan y así evitar la contaminación cruzada. ¡Y no se te olvide llevar tus regañás gourmet sin gluten 40 o 80 grs para tapear y disfrutar con amigos!

Olvídate de comer en puestos de la calle o en la mayoría de restaurantes.

En Europa el límite de gluten es 20 ppm, pero en continentes como Asia o África no existe tal legislación sobre el gluten. Olvídate de comer en puestos de la calle o en la mayoría de restaurantes. Puedes llevar tus propios utensilios de cocina para cocinar en los albergues. Puedes comprar huevos, frutas y verduras, alimentos sin gluten por definición y que podrás encontrar por todo el mundo. ¡Emprende la aventura!

No hay nada como un chiringuito veraniego. 

Cuidado con todos los restaurantes sí, pero nunca decir no a un chiringuito en la costa. Todos sabemos que cualquier chiringuito de playa, te puede salvar de no poder comer nada en un día. Siempre nos quedarán los espetos y cualquier pescado a la plancha que se precie. Tanto en la zona de Málaga o Huelva como en Cádiz, un chiringuito puede ser tu opción preferida y segura. 

 

Si tu pareja es celiaca, has hecho pleno. 

Qué sería de un celíaco sin tener amigos o una pareja que sufren el “daño colateral” de que uno tenga la alimentación limitada y se puedan adaptar fácilmente a tus requisitos culinarios. Si tu pareja tiene gluten, ya sois dos personas comprometidas y preocupadas por mantener una alimentación óptima durante todo el viaje. ¡Sabemos que es así!

La alimentación no es una excusa para no poder viajar y descubrir lugares nuevos en vacaciones. ¡Feliz Verano Gluten Free!

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?